El Sol es la forma de energía natural más abundante que tenemos en nuestro planeta. ¡Si pudiéramos aprovecharla por completo alcanzaría para 5700 planetas iguales al nuestro en un solo día! Podemos utilizar la energía solar para demostrar cómo las distintas formas de energía pueden transformarse en otras. Hoy vamos a probar cómo este tipo de energía puede generar cambios químicos en las cosas que nos rodean ¿Querés ver cómo lo hace?
¡Experimentemos!

¿Qué podés observar en tu hoja? ¿Se te ocurre por qué ves estos resultados? Una vez que retiramos la cartulina del sol, las partes dibujadas mantuvieron el color oscuro gracias al efecto del protector solar, mientras que las partes no dibujadas (y, por lo tanto, no protegidas) se decoloraron. Consejo para tener en cuenta: Cuando estamos bajo la exposición solar, la misma energía que recibió el papel ¡es recibida por nuestro cuerpo! Ahora ya sabés por qué hay que hacerle caso a mamá cuando nos dice que usemos pantalla en la playa. Si estamos protegidos, ¡podemos disfrutar del Sol tranquilos!